LOS COLORES DEL AMANECER

Imagen extraída de Pixabay

Era la hora de la siesta en un barrio de pequeñas casas estándar creadas para familias con trabajo estable. Iris apareció en el jardín delantero de su hogar y fijó la oscura vista en la vivienda de los vecinos que se habían mudado antes que ella. La niña, de 10 años y siempre sonriente, observó el patio lindero de tierra roja desteñida por la sequía y, luego, descubrió que al lado vivía un niño castaño claro que parecía de su edad. Debido a que la ventana carecía de cortinas, lo vio sentado en la sala-comedor, donde dibujaba sobre una lámina de papel sujeta por alfileres en un pizarrón móvil que hacía de caballete. El joven creaba encorvado y con el ceño fruncido.

Sigue leyendo

NO HAY PEOR SUFRIENTE

Imagen tomada de Pixabay

Ella es lo negativo con ribetes de sonrisas. Es enfermedad con asomos de salud. Es ganas de fastidiarme la vida pero con miedo de que me queje. Su odio aumenta cuando no digo nada, y ella tampoco puede quejarse de la no queja. (Le dirían loca). Es comentarios indirectos que lanza, con tan mala suerte, que los siento como papeles que ella me arroja y no como las piedras que quiere que sean.

¿Qué misterio la cubre? ¿Qué enigma envuelve sus ojos? Ojos que sufren, pero a los que todavía les queda espacio para “ojear”, para maldecir.

Ella, con sus micromaldades, me pide ayuda. Reclama mi presencia, pero cuando estoy, se esconde. Y me miente, pero yo nunca voy a dejar de creerle. Ella sufre, pero no quiere dejarlo.

Ella se irá nuevamente. Pero siempre retornarán los ecos de su sufrir en mis pesadillas, donde aparecerá angustiada, adolorida… desvanecida. Donde mis palabras son solamente un eco.

No hay peor sufriente que el que se queja, no quiere ser ayudado y se enoja si logra la empatía.

TRINOS DE MISIONES

Fuente de la imagen: Pixabay

Cecilia era una posadeña de 18 años con una voz de cantora, ligera como la de los pájaros de la tierra roja, que es como se conoce al lugar donde ella se crio. Desde pequeña, su sueño mejor era llegar a cantar en el Festival Nacional del Litoral y del Mercosur, ese escenario en la ciudad de Posadas al que sus padres la llevaban para ver y escuchar a los mayores exponentes del folclore de su provincia y del país. Cada vez que estaba en el anfiteatro Manuel Antonio Ramírez, de cara al río, sentía que, si participaba en el festival que allí se desarrollaba, su vida estaría completa y no importaría nada más después de eso. Ella tenía una voz aguda, una mente hábil para las letras y un oído variado que se deleitaba con el canto de los pájaros autóctonos. Quería hacer un disco entero de canciones y melodías inspiradas en los sonidos característicos que emitían. La moza era afecta al avistamiento de aves y trataba de visitar todas las reservas naturales de Misiones (Argentina), donde pasaba varias de las mejores horas de su vida. Ella quería, con su arte, imitar la naturaleza; tal como los guaraníes, que con su lenguaje intentaban copiarla.

Sigue leyendo

REESCRIBIR

Fuente de la imagen: Pixabay

Una parte importante del circuito de historietas y novelas gráficas de Argentina conocía la obra artística de NeJo, el microemprendimiento de los jóvenes Nerea y Joaquín. La primera, de 26 años, era escritora y guionista. Joaquín, de 27, era el ilustrador. Ambos provenían de la provincia de Misiones y anhelaban fervorosamente conseguir empleos en ArgComic, una empresa de comics que, tras ver sus trabajos en circulación, les encargaron una novela gráfica. Si lograban hacerlo a término cumpliendo con el estilo de la compañía, esta les ofrecería dos puestos estables. Los artistas no dudaron ni un instante en aceptar la propuesta. Todos los días, religiosamente, se reunían a las 18:00, y trabajaban en la construcción de la historia. En ella, el protagonista era Mauricio, un joven de 18 años, quien soñaba progresar en la ciudad, para lo cual estudiaba con ahínco. Sin embargo, su objetivo era constantemente obstaculizado por su abuela Roberta, una agricultora que pretendía que su nieto se quedara en el campo trabajando la tierra y nada más.

Sigue leyendo

LA LIBRERÍA

books-2596809_1280

Fotografía: Pixabay

   En la ciudad, todos estaban expectantes por la apertura de la nueva librería, que se anunciaba como la más grande, completa e inclusiva de todas. En la publicidad se indicaba que contaría con todos los insumos habidos y por haber a precios sumamente accesibles, permitiendo una mayor llegada al público. Por si fuera poco, tendría una biblioteca en la cual los clientes podrían estudiar, leer, escribir o dibujar. Su propietario, Tomás, era un hombre de mediana edad que, en sus buenas intenciones, deseaba que todos pudieran tener al alcance el mundo de las letras, el arte gráfico y la cultura en sí. Sigue leyendo

RECREACIÓN

silhouette-407659_640

Imagen extraída de Pixabay

 

   Otoño del año 1974 en una provincia argentina. La blanca luna iluminaba a una moza mujer trigueña cuyo rostro estaba semi-cubierto por una boina verde. Se hallaba recostada en el tronco de un árbol situado en la orilla del río. En esa misma posición la encontraron al día siguiente, según se apreció en la foto policial del diario más conocido del país. Sigue leyendo

UNA CARTA PARA MI ABUELO

letter-1077860_1280

Imagen tomada de Pixabay

 

   ¡Hola! Soy Sofía y tengo 8 años. Ayer, mi mamá y mi papá me pidieron que escriba una carta para mi abuelo Leonardo porque no me ve hace mucho tiempo y se puede poner triste si no sabe nada de mí. Ellos me dijeron que no va a poder venir esta Navidad como siempre porque está muy lejos. Entonces, le escribí una carta que decía más o menos así: Sigue leyendo

CELIO

 

startup-594091_1280

Imagen: Pixabay

  Celio supo ser más que conocido en el barrio y también en gran parte de la ciudad. Lo que pasa es que tenía mucha simpatía, era sociable, tenía mucha llegada en la gente. Nada que ver conmigo que, bueno, tengo mi grupo de amigos pero es un círculo bastante cerrado y no hablo con todo el mundo como él. Yo me acuerdo de que con los chicos le teníamos envidia porque siempre conseguía trabajo donde quería. Sigue leyendo

DESEMPOLVAR

doll-1215207_1280

Imagen: Pixabay

   Un grupo de personas ingresa a esta casa después de mucho tiempo de desaparecido. Se trata de sus antiguos habitantes. Me ven y yo, al mirarlos, me pongo en su lugar y capto lo que están viendo y pensando. Muchas cosas tiradas en el piso. Objetos que en su momento fueron importantes, de calidad, valiosos; pero que ahora no se usan. Hay de todo; y se nota que ha pasado el tiempo porque sobre ellos se acuestan gruesas capas de polvo. Sigue leyendo

OJO CON ESE JOVEN CEJUDO

privacy-policy-1624400_1280

Imagen de Pixabay

 

   ¿Conoces al joven cejudo que vive allá, enfrente? No te conviene. Lo digo porque yo sí lo conozco. Es un ser delicado, “enojón”. Entra a las casas de sus amistades y, con ojos que transmiten desprecio, acentuados por gruesas cejas de gnomo, mira y remira los objetos; busca y rebusca imperfecciones, y las encuentra por montones. Tras el minucioso análisis… se queda en dichas casas y no se va más. Sigue leyendo