LOS SALUDOS

    Ambos nos conocimos en una de las organizaciones que más frecuentábamos. Apenas nos vimos, nos dijimos inconscientemente que congeniaríamos más adelante. En efecto, ello pasó luego de años. El trato mutuo se volvió casi familiar, a causa de la frecuencia con que nos veíamos en el contexto mencionado.   Sigue leyendo