POR EL ARROYO

IMG-20190717-WA0019

  Del cielo cae agua abundante. Suena como si muchas personas manipularan una gran cantidad de bolsas de polietileno al mismo tiempo. No hay nadie afuera. Son las 14:00, pero pareciera que son las 18:00 debido a la oscuridad proveniente de las nubes grises, compactas; que albergan en sus bases toda esa tormenta que asusta, pero que obliga a quedarse en la que alguna vez fue una reconfortante y segura casa. Un hogar que ya no es el de la niñez. Sigue leyendo

PESADILLAS FRUSTRADAS

Pesadillas

  Durante una madrugada, alguien muy conocido camina por el pasillo de la casa para pedirme que le haga un favor. Se me acerca a paso rápido y,  a medida que lo hace, realiza la petición con una voz débil, levemente ralentizada. Veo en este hecho indicios de una pesadilla, bastante familiar, vinculada a las cosquillas. Es decir, en estos casos, la persona se me aproxima para realizarme cosquillas incesantes, las cuales lejos de causarme risa, no me permiten respirar Sigue leyendo

ENTRE EXTREMOS

Entre

 

   B es una mayor de edad (tiene veintidós años) a quien no le place muchas de las actividades que sí son apreciadas por el común de los adultos y de los adolescentes que anhelan alcanzar esa etapa de la vida, justamente, para poder realizarlas. Una de ellas es salir regularmente, sin tener que pedir permiso a nadie; sin rendir cuentas a los demás. Pues bien, reiteramos que a B no le agrada ello. No sólo no le agrada: se asusta cuando se lo proponen Sigue leyendo

EL TEMOR MÁS TEMIBLE

El temor   Durante más de cuarenta años, Eustaquio ha sido el propietario de un gran terreno que cimienta su vasta casa, caracterizada por su pintoresquismo… En realidad, solía haber en el lugar una edificación como la señalada, pero ha sido demolida para instalar allí tres o cuatro pequeños cuchitriles a fin de alquilarlos. Ésto no le gustó nada al septuagenario Eustaquio cuando apenas era una idea formulada ante él por sus parientes, herederos de sus pertenencias, quienes argumentaron que éso les sería más rentable que el negocio familiar textil, el cual favorecía más a la columna del haber que del debe. A él lo llevarían a vivir con uno de ellos y luego, velarían por hallar a alguien extraño que velara por él.

Sigue leyendo