UN DESTELLO DE ESPERANZA PARA EL ISONDÚ

 A continuación,  les presento una nueva versión del relato Luces entre los troncos, que publiqué en tres partes (ver II y III), hace ya unos años. En esta oportunidad, intenté dar un cierre a la historia, ya que el aludido relato había quedado sin terminar. ¡Espero que disfruten esta reversión!

 

   Érase una vez una tarde naranja y templada que cubría una casa localizada en el antiguo barrio John Kennedy. Una muchacha, residente reciente, se encontraba sentada en el único escalón que había en la entrada del inmueble. Se trataba de Graciela, de 20 años, quien vivía junto a sus padres (con el plan de quedarse allí hasta finalizar sus estudios universitarios). Ella, desde que se mudó junto a su familia (una semana atrás), comenzó a tomarle importancia a una frondosa arboleda ubicada a varios metros de distancia, donde se situaba el Jardín Botánico “Alberto Roth”, considerado el pulmón verde de la ciudad de Posadas. Es que desde allí, solían brillar dos luces amarillas, con forma de pequeñas semillas de cítricos en posición horizontal. Un par de ojillos suspendidos por debajo de las copas. Sigue leyendo

SERES ENGREÍDOS

"EL VIAJE EXTRAORDINARIO", EL DOCUMENTAL QUE MUESTRA LA VERSIÓN RESTAURADA DE "VIAJE A LA LUNA", DE MÉLIÈS

Imagen de la película “Viaje a la Luna” (1902), de ‎Georges Méliès.

  En mi barrio, cada anochecer se observa un grupo de cuerpos celestes que deja maravillados a muchos. Desde allí, a diario, salen a exhibirse desdeñosos y finos seres de luz a los que nadie puede alcanzar. Muchas personas, desde la Tierra, desean un sitio en esas alturas, pero muy pocas lo logran. Sin embargo, al admirar a esa clase de seres, se esfuerzan por mantener tal orden de cosas; aunque también sufren por estar “aquí, abajo”. Como verán, la solución a esta problemática es simple: hay que ignorar a esos entes, pero la gente no la vislumbra con tanta iluminación. Sigue leyendo

GUÍA DESORIENTADORA

img-20160417-wa0013

Foto tomada por F.K.

   Siempre sostengo en mi mano una estrella del cielo. Con su luz, ella me orienta en el camino arenoso, cuidando de mantenerme en la orilla del mar. Me ayuda, además, a leer la bóveda celeste, mostrándome algunas constelaciones. De esta forma, si bien ando bajo una noche eterna, no me pierdo, ya que cuento con toda esa iluminación estelar.

Sigue leyendo

EL LADO DESAGRADABLE DE LA LUNA

Lun

   ¿Te acuerdas? Siempre decías, jurabas y perjurabas que usarías la luz interna de tu luna para alumbrar el alrededor. Pero al entrar a tu casa, no se ve nada. Sólo esa bendita luna que desperdicia luminosidad para lucirse frente a los demás; y tú, debajo, celebrando su ir y venir, su ruidoso tintineo hueco. Tú, en la oscuridad, tras un satélite de acrílico; muy feliz por su ajena luz ajena, mientras te chocas contra las paredes.