GUÍA DESORIENTADORA

img-20160417-wa0013

Foto tomada por F.K.

   Siempre sostengo en mi mano una estrella del cielo. Con su luz, ella me orienta en el camino arenoso, cuidando de mantenerme en la orilla del mar. Me ayuda, además, a leer la bóveda celeste, mostrándome algunas constelaciones. De esta forma, si bien ando bajo una noche eterna, no me pierdo, ya que cuento con toda esa iluminación estelar.

Sigue leyendo

LA PEQUEÑA ESTRELLA

Ella no podía dormir. Reposaba boca abajo en su cama de una plaza y, desde allí, La pequeñaapreciaba los rayos luminosos que le prodigaba el cénit nocturno, cuya posición era ocupada por un cuerpo celeste estudiado por la selenografía, conocido como Luna. Los haces atravesaban la ventana, azulando la pequeña habitación. Ese efecto acuarela (en unas partes, de tono más oscuro que en otras) era más activante que soporífero. Realmente, tenía a sus ojos cautivos. Éstos estaban fijos en un espacio en especial, cercano al alféizar, puesto que su claridad resultaba lenta, pero progresivamente… ¡hasta que se convirtió en una diminuta centella permanente, en una estrella terrena!
Sigue leyendo

MEZCLA CONCENTRADA

Mezcla cSu ágil mano derecha, repleta de líneas, abrió el grifo. Una sucesión de finos cilindros de agua comenzó a caer sobre su cuerpo desnudo. Empezó a enjabonarse. Pronto, sus pies se cubrieron de una sutil espuma líquida. El sonido de la ducha y el que se producía al caer las numerosas gotas se combinaban, e iban acallando sus alborotados pensamientos, hasta apaciguarlos por completo. La acuática melodía llevó a esta persona a confundir la realidad con el sueño. Y en esta suerte de dormición, oyó un barullo de susurros.
Sigue leyendo