MEZCLA CONCENTRADA

Mezcla cSu ágil mano derecha, repleta de líneas, abrió el grifo. Una sucesión de finos cilindros de agua comenzó a caer sobre su cuerpo desnudo. Empezó a enjabonarse. Pronto, sus pies se cubrieron de una sutil espuma líquida. El sonido de la ducha y el que se producía al caer las numerosas gotas se combinaban, e iban acallando sus alborotados pensamientos, hasta apaciguarlos por completo. La acuática melodía llevó a esta persona a confundir la realidad con el sueño. Y en esta suerte de dormición, oyó un barullo de susurros.
Sigue leyendo