EL TRANSPARENTE

t      Él era un tipo de vidrio sentado en un montículo de tierra cubierto de pasto. Cada vez que ibas a la parada de transporte urbano de pasajeros, lo veías allí (ya que se hallaba enfrente). Siempre, sujetando sus rodillas contra el pecho. Situado detrás de una pared translúcida que colocó el día en que se instaló en el lugar.
Sigue leyendo